El Castellón se lleva el último partido en Grapa contra el Handbol Alcàsser (27-25) en un final muy disputado por parte de ambos equipos.

El encuentro venía marcado por varios factores: la carencia de entrenamientos durante la semana, el tratarse del último partido de la temporada y por la retirada del jugador castellonense, Marc Segura.

El partido se vio marcado por la igualdad en el marcador durante toda la primera parte, donde se vio un intercambio de goles entre los dos equipos para llegar al descanso con empate a 14, después de que ninguno de los dos equipos pudiese conseguir ventaja en el marcador.

Ya en la segunda mitad, los chicos de Castellón consiguieron ventajas que oscilaban entre 1-2 goles, sin llegar a más y dando emoción al partido hasta los minutos finales, donde a falta de 50 segundos los de ‘Rufo’ tuvieron posesión y un gol de ventaja. Tras varios errores se consiguió marcar el gol que ponía el +2 en el marcador para finalizar con el 27-25 final.

Un resultado que daba dos puntos más al equipo recién ascendido y se conseguía superar la barrera de los 20 puntos en el año del retorno a 1ª Nacional. El equipo de la Plana finaliza la temporada en la posición 12ª con 21 puntos, “un buen bagaje que cumple los objetivos deportivos de la temporada”, en palabras de ‘Rufo’.

El equipo ya piensa en comenzar a darle forma al proyecto y equipo para la temporada 2018/2019. Desde el club se desea a Marc Segura éxitos en su vida personal tras esta retirada y esperemos que siga vinculado al mundo del balonmano.