El sábado 14 de octubre se disputaba la J3 de la categoría cadete femenino que enfrentaba como local al H. Picassent frente a las guerreras que dirige Arantxa B.

El conjunto castellonenses comenzaba el partido con poca intensidad y sin dureza defensiva el encuentro lo que permitía a las locales meter goles fáciles al contrario de lo que costaba superar la defensa rocosa y unida del conjunto valenciano. Las de la plana encajaron un resultado de menos 7 tantos al descanso que no pudieron remontar durante los 30 minutos restantes, puesto que los lanzamientos desde los 6 metros penalizaban a las nuestras frente a una portera muy acertada rival.

La perdida de los dos puntos no es lo meramente importante, lo complicado es la diferencia del marcador que encajaban (31-23) que en el partido de vuelta será más complicado remontar y puede dejarnos fuera de cualquier puesto importante en la clasificación.

La reflexión no es asumir la derrota, sino que con ese trabajo defensivo y sin el trabajo durante los entrenamientos no podemos llegar a ningún sitio. Tenemos un equipo muy corto donde cualquier esfuerzo es poco si queremos conseguir el objetivo planteado a principio de temporada. Ya no somos un equipo infantil donde un error se soluciona al siguiente día, en esta categoría un error se puede pagar muy caro. Afirma Arantxa Banacloche.