El pasado sábado 28 de octubre las pupilas de A. Banacloche se enfrentaban a un BM Algirós que les había ganado en el torneo de H. Oliva de pretemporada.

Las castellonenses sabían de la importancia de jugar bien y que los dos puntos del marcador se quedaran en La Plana. El partido tenía su complicación puesto que las guerreras de la plana llegaban al encuentro con 7 jugadoras y la portera titular lesionada, teniendo que jugar Nayeli Agut como guardameta. Nada de esto fue un impedimento para que las locales salieran a llevarse la victoria demostrando un gran nivel defensivo que aprovechaban una y otra vez para contraatacar en acciones rápidas.

El equipo visitante con muy pocas ideas de ataque, dejaba a las castellonenses un marcador de 9-15 al descanso, lo que prácticamente dejaba cerrado el encuentro. Solo un mal juego local podría arrebatarle la victoria.

El equipo que dirige Arantxa B, salía la segunda parte con más ganas de demostrar su buen hacer defensivo y demostrando un gran nivel ofensivo colectivo, donde reinaban las acciones grupales en todo momento, sin abusar de individualidades, lo que todavía hacia más fácil conseguir distancia en el marcador, llegando al final del encuentro con un 33-19 favorable.

Próxima semana, las castellonenses se enfrentan a un gran rival como es el CBM Maristas de Algemesí, pista donde siempre se les resiste sumar a las de verde. Todo trabajo durante la semana se verá reflejado cada partido, porque es el único arma que tiene un equipo tan corto de jugadoras.