Otra vez más el Bm Castellón no pudo superar la primera eliminatoria del torneo de la Copa de la Reina en balonmano. Fue una derrota muy ajustada 34 a 33 frente el Adesal Cordoba, un rival de División Honor Plata, rival de una categoría inferior pero un nivel de juego similar al de nuestras chicas.
Durante todo el partido el marcador fue muy igualado, con alternativas máximas de 2 goles a favor de uno u otro equipo. Al final del partido se llegó con empate de 28, y fue durante los 10′ de prórroga cuando en su último ataque el Adesal Córdoba consiguió el gol definitivo.
Nada que reprochar al equipo de Castellón, sus jugadoras están trabajando para conseguir el objetivo de la permanencia; pero las dificultades de adaptación y la calidad de los rivales no se lo están poniendo nada fácil.