Derrota ante un equipo aspirante esta temporada al ascenso.

El sábado 16 empezaba la liga de primera estatal para el equipo dirigido por Pablo Arrufat, técnico del conjunto castellonense. Tras varios meses de preparación empezaba la temporada con algunas bajas importantes en el equipo, aunque los jugadores del filial supieron suplirlas a la perfección. El BM Castellón quería brindarle a sus aficionados un inicio de liga esperanzador y de lucha y así lo hicieron.

El partido inició con un conjunto defensivo notable, con ayudas entre los jugadores lo que generaba muchas dificultades al equipo rival durante la primera mitad lo que permitía a los castellonenses tener un marcador ajustado ante uno de los equipos aspirante al ascenso esta temporada. La concentración pasó factura a los hispanos de la terreta que por falta de ideas veía como se les escapaba el Viscoconfort CB Maristas Algemesí en el marcador llegando al ecuador con un resultado de 8-13 favorable a los visitantes.

La segunda mitad los pupilos de P. Arrufat salian enchufados porque querían que la victoria se quedara en tierras castellonenses haciendo unos primeros 20 minutos fabulosos, donde el equipo visitante tenía que sudar la camiseta para mantener una renta de 2 goles que el BM Castellón había logrado gracias a grandes actuaciones defensivas. Pero los últimos diez minutos del encuentro, el cansancio y la falta de concentración hace que se generen muchas pérdidas de balón lo que facilitaba al rival a ocasionar contras rápidas dándoles una ventaja de 17-25. Con ese resultado solo servía maquillar el marcador cosa que hicieron llegando al final con un 21-28 final para el Viscoconfort CB Maristas Algemesí.

El técnico castellonense afirmó que: “queda mucho trabajo pendiente y cosas por mejorar, pero que pese a todo confía en que este equipo hará cosas grandes puesto que hemos sido capaces durante 50 minutos de ponerle las cosas difíciles a uno de los grandes.”