Los chicos de 1ª Nacional del Balonmano Castellón, perdieron por 25-24 en casa del Levante UD Marni.
El equipo realizó un gran encuentro sobreponiéndose a todas las adversidades que se le pusieron por delante. El partido comenzó con una exclusión en contra del BM Castellón a los 22 segundos que tiraba por tierra el planteamiento inicial del partido, ya que esto facilitaba un parcial 3-1 para los valencianos. Pese a esto, el equipo consiguió rehacerse para empatar a 3-3. No obstante, a los 7 minutos, una roja directa rigurosa a Andreu Miralles volvía a trastocar los planes y obligaba a reinventar la planificación del partido sobre la marcha.
Con un gran trabajo colectivo defensivo, los de Pablo Arrufat consiguieron ponerse por delante durante la primera parte y llegar al descanso con una mínima ventaja (11-12). Un trabajo muy serio y una sólida defensa ponía contra las cuerdas a los valencianos, claros favoritos para llevarse ese partido.
La segunda parte prosiguió con un juego muy serio de los chicos de Castellón, aumentando la renta a 2 goles durante toda la segunda parte, aunque no se llegó nunca a conseguir ampliar esa ventaja que hubiese dado algo de tranquilidad al partido.
El partido llegaba a unos últimos minutos agónicos, donde la gestión de estos últimos hizo perder esta ventaja. Y pese a tener balón para empatar el partido, no se pudo materializar el empate.
Una lástima el gran trabajo de todo el equipo para volver sin recompensa. Siguiendo con el buen trabajo de los jugadores y con la misma intensidad y alma que se demostró en Valencia, seguro que acabarán llegando los resultados positivos