PATROCINADORES

LA HISTORIA

Un grupo de amigos de nuestro deporte tuvieron, el verano de 1978 la gran idea de formar un equipo de balonmano. Nació entonces el que fue el C.P. Usia, más tarde, S.P. Castellón, Kemac Castellón y actualmente C.D. Balonmano CASTELLÓN. Recogiendo el testigo de equipos de clubs como el OAR o el Colegio Menor, los Jorge y Rafael Martí, A. Guiñon, V. Olaria, Mercedes Valls, Magim Arroyas y Javier Estrada, vieron como el 20 de Octubre de 1978, el C.P. Usía Castellón debutaba en la competición oficial frente al Muebles Gomsu.

El equipo que presentó nuestro club en aquel, su histórico primer encuentro oficial estuvo compuesto por: J. Cruselles, P. Martí, J. Parra, V. Olaria, A. Guiñón, F. Peirat, T. Agost, J. Martí, J. Estrada, E. Vicente, J. Gil, M. Queralt, con A. Martínez como entrenador, y Rafael Martí (nuestro actual presidente) como delegado de equipo.

Lógicamente, y como era de esperar, pagaron la inexperiencia, finalizando en la undécima posición de los doce participantes, aunque como primer trofeo en la historia del Club, destacaría el de la Deportividad logrado ese año.

Paralelamente se formó un primer equipo Femenino que duró por diversos motivos, únicamente dos temporadas, y formaron parte del mismo jugadoras como: Isabel Garcia, Paz Sadaba, Monica Reig, Merche Herrera, Carmen T.Ventura, Eugenia Segura, Piluca Emo, Carmen Emo, Toñi, Mimi, Pili.

Aunque fueron varias las personas que colaboraron en este primer proyecto, la idea y los principales esfuerzos, recayeron en Juan de Dios Cordoncillo y Jordi Martí. El lugar habitual de entrenamiento era la Sección Femenina, y antes del encuentro mencionado anteriormente, se disputó el primer amistoso una semana antes, el 12 de Octubre en el colegio Menor de Castellón.

En la temporada 79-80 se repite la undécima posición de doce conjuntos. Se incorporo al equipo gran parte de jugadores de Castellón, es entrenador Jose Ramon “Xato” Navarro, ya jugaban Pepe Sales, Jaume Domenech y se incorporan otros hombre como: Blas Segura, Ximo Ibañez y Javier Campos.

Se Crea la sección de Fútbol Sala, que duro 12 años, siendo el Primer Club de Fútbol Sala de la provincia de Castellón, y un representante del Club Miguel Sanz, fue vicepresidente de la Federación Española de Fútbol Sala, de su primer Junta Directiva. En este equipo cabe destacar a :

Jose y Javier Estrada, Paco Marti “Xisco”, Paco Marti “Magre”, Jorge Marti, Fernando Peirat, Vicente Ferris, Alejandro Pons, Toni Castell; Carlos Marti etc…fueron los prolegómenos del Fútbol Sala actual.

En la temporada 80-81 se logra la décima plaza de la clasificación, tras una escisión se crea el A.B.M. Castellón, que arrastra capitaneados por Xato Navarro, Jaume Domenich y Pepe Sales a la mayor parte de jugadores, quedándose el equipo muy mermado. Se incorporan al equipo jugadores que prestan su servicio militar en Castellón Luciano Torres, que contraería matrimonio con Carmen T. Ventura, jugadora del Club, y luego fue Presidente del BM Alquerias, Ursino López y Bernardo, así como Josefo Navarro, canario de gran técnica.

En esta temporada se crea un equipo de Atletismo en Vinaroz, que bajo la dirección de Ximo Guimera acaparo durante 3 temporadas la actualidad en este deporte en la comarca, destacando Daniel Berbegal como uno de los mejores, mas tarde se fusionó con el C.A. Baix Maestrat, a la sombra de este surgió este mismo año otra sección de atletismo en Villavieja, dedicada a la base y dirigida, como no , por Alejandro Guiñon.

En el año 1981-1982, se incorpora al Club la persona que a nivel técnico lo definió mucho tiempo, José Ignacio Pallarés. Primer entrenador con título y Licenciado en Educación Física que tuvo el Club, alternando sus funciones de entrenador con las de jugador, fue el encargado de inculcar a los mas jóvenes el amor por nuestro deporte, con resultados que hoy podemos observar desde la perspectiva que dan los años.

A la izquierda podemos ver al equipo Absoluto que participó en la temporada 1981-1982, en la que encontramos a varios de los que 4 años atrás, habían formado parte del Primer equipo del club, como uno de los cofundadores Jordi Martí (hermano del “Presi” Rafael Martí) junto a otros jugadores que igualmente marcarían una época como Tico Olaria, Jaume Domenech, J. C. Guerrero, Pepe Pallarés, Ramiro Martín… y junto a ellos un jovencísimo Miguel Zorío que hasta hace muy pocas temporadas capitaneaba al equipo de Primera División Nacional.

En la temporada 1982-1983, se forma el primer equipo Juvenil de la historia del club, dirigido por Alejandro Guiñón, y compuesto por muchos hombres, que no sólo serían importantes en el club como jugadores, sino que más tarde, incluso varios de ellos en la actualidad, seguirían vinculados al Club como entrenadores. Entre esos jugadores encontrábamos a Manolo Mundina (actual director técnico de los equipos Masculinos del club) Ramón Más (ex-entrenador en diferentes categorías, incluyendo el equipo de Primera División Nacional con el que se clasificó para la fase de ascenso a División de Honor “B”) Vicente Sos, varios años entrenador del club (Consiguió el histórico ascenso a Primera División Nacional) Enrique Ramil (varios años entrenador del equipo femenino) Octavio Villamón, entrenador de prácticamente todas las categorías del club, actualmente en el equipo Femenino con el que en la pasada temporada militó en Primera División Nacional) junto a ellos, Ramón, Tayo, Rangel, Charly, Miguel Angel Gual, Octavio Villamon, Rafa Villamon, Agustin Ferreres, Gabriel Pitarch, Fernando Rangel, Jose Luis Fernandez “el enterao” luego permanecerían mucho tiempo en el Club. Se crea la Sección de Fútbol que milito en la liga de adheridos de Castellón, muy bien llevados por D.Jaime Nebot, gran amante de este deporte, duró 3 años.

En la temporada 83-84 el equipo absoluto se proclama sub-campeón provincial, al igual que el juvenil, siendo el juvenil entrenado por Pepe Pallares y formando parte de él, jugadores que con el tiempo y el amor a este deporte inculcado por su entrenador, lograron que este Club se formara técnicamente, los componentes de este equipo: Guti, Ramon Mas, Ramon Bellmunt, Rafa Villamon, José Dols, Fernando Carrarco, Vicent Sos, Manolo Gual “Toci”, Tayo Garcia, Manolo Mundina, Fernando Bea, Amadeo Monton “Ñegu”.

Nace en esta temporada de la mano de Piluca Emo, que estrena así su recién conseguido titulo nacional de entrenadora el primer cadete del club, formado por Ernesto Miralles, Falomir, Noe, Ricardo Ors, Jose L.Gómez, Pier Saez, Vicente Leon y Javi Menendez, que fue campeón de España de lanzamiento de peso y no pudo acudir a las olimpiadas de Barcelona 92 por una desafortunada lesión.

En la temporada 1984-1985, la S. P. Castellón, logra su primer título oficial, el de Campeón Provincial Juvenil, con un equipo dirigido por Piluca Emo, que más adelante se haría cargo también del Primer equipo, y con jugadores como Rafa Villamón, Ernesto, Ricardo Ors, Pier, Alejandro Montoliu, José Luis Gómez…

En este conjunto, destacaba la participación del jugador Rafa Villamón, primera “promesa” de nuestro club, que fue también el primer jugador en ser convocado para una selección de la Comunidad Valenciana, participando en el Proyecto Objetivo ´92, pensado para ir formando a los futuros participantes Españoles en las Olimpiadas de Barcelona.

Pero sobre todo, esta temporada destaca por el ascenso del primer equipo masculino a la Segunda División Nacional por Primera vez en la historia del club. Con Pepe Pallarés como entrenador, y con un conjunto de jugadores (A los que podemos ver en la foto de la izquierda en un encuentro de esa misma temporada) formado en buena parte, y por primera vez, por jóvenes del propio equipo Juvenil, es decir, por jugadores de la cantera como Miguel Zorío, Miguel Angel Gual, Fernando Rangel, Charly, que ayudaron a los “veteranos” Jordi Martí, Jaume Domenech, Cumba, Tico Olaria… a lograr el primer ascenso del equipo absoluto de la S.P. Castellón.

La cantera en esta temporada continúa creciendo y en esta ocasión es un cadete el que se forma, en el que el entrenador es Manolo Mundina.

En la temporada siguiente, será Vicente Sos, el que, en su primera etapa como técnico del Primer equipo (más adelante repetirá en varias ocasiones tanto en el ascenso a Primera Nacional, como militando ya en esa categoría), con poco más de 20 años, y tras retirarse como jugador por una grave lesión, el que se hace cargo del conjunto Absoluto Masculino con el que, desgraciadamente, no puede mantenerse un año más en la Segunda División Nacional, y pierde la categoría en el último partido de Liga. Se forma en esta temporada un segundo equipo Masculino, que en esta primera etapa duraría 4 años.

En la Temporada 1988-1989, el equipo, dirigido por Piluca Emo, y compuesto por una mezcla de jugadores veteranos (de la primera época del club, e incluso alguno de sus fundadores) como Jaume Doménech, Jordi Martí, Tico Olaria, José Manuel Cumba, con los que serán el futuro del BM. Castellón, los Vicente Sos, Ramón Más, Iñaki Vallejo, Rafa Villamón, Miguel Zorío, consigue el ascenso a Segunda División Nacional, en la que militará por tercera vez en su historia, tras haber descendido en la última temporada. En esa misma temporada, la cantera sigue creciendo, y se forma el primer Cadete Femenino del club, pero sin duda la noticia más importante en cuanto a la base se refiere, es que el Patronato Municipal de Deportes, y el BM. Castellón (por aquel entonces S.P. Castellón Explosivos Río Tinto) firman el acuerdo para gestionar las escuelas Municipales del Balonmano, en las que en años posteriores se llegaron a dirigir a 500 niños y niñas, que sin lugar a dudas, fueron la base de los mejores resultados históricos del Club, tanto en categoría femenina, como Masculina.

Al año siguiente, ya con Pepe Pallarés en el banquillo del primer equipo Masculino, continúa con su papel de equipo “ascensor” y vuelve a perder la categoría, compuesto en su mayor parte por jugadores muy jóvenes, y varios de ellos juveniles, debutan entre otros esa temporada Javier García, José Luis Gómez y Paco Fernández.

En la temporada 1990-1991, llega el primer gran éxito por lo que respecta a los equipos de base del club, el conjunto Cadete Masculino, compuesto por jugadores como: Manolo Herrero, Emilio Cuoghi (ambos campeones de España Cadetes con la selección de la comunidad Valenciana) Luis E. Arrufat (actual entrenador del equipo Femenino, Alfredo Mercé, Ignacio Verniere, David Hernández, etc.. Consigue una de la segunda plazas de la Competición Autonómica, por lo que, dirigidos por Ramón Más y Manolo Ovejero, pudieron disputar en Málaga, el primer sector Nacional de un equipo de la cantera castellonense. El cadete masculino, dirigido por Manuel Mundina y Ramón Mas logra jugar la primera liga preferente de la Comunidad Valenciana..

En los años 1991-1992, la S. P. Castellón, logra el que hasta ahora (afortunadamente) es el último ascenso del conjunto Masculino a segunda División Nacional, y con él podemos decir por tanto, que comienza un lento pero firme ascenso que llevaría al equipo en unos años a sus cotas más altas, que hasta la fecha son la disputa de una fase de ascenso a División de Honor “B”.
Tras un excelente papel en la liga regular, y con un equipo muy joven, la S. P. Castellón (junto al H. Villareal) consigue clasificarse para la fase de ascenso a Segunda División Nacional, en la que se mediría a dos equipos Alicantinos, Almoradí y Torrellano, y a uno valenciano, el Quart-Torrent, y en la que lograría exitosamente el ascenso a categoría Nacional. El juvenil masculino, dirigido por José Dols, juega por primera vez la liga preferente de la Comunidad Valenciana. Además, ese mismo año, el club Castellonense organiza su primer gran evento, al lograr traer a Castellón, la fase final Júnior Nacional (ver Eventos para más información) al que asistirían los mejores jugadores Españoles y que en muy pocos años coparían la selección Nacional, y el III Seminario Deportivo “Ciudad de Castellón”, dirigido por Juan De Díos Román.

En la temporada 1992-1993, llega el que sin duda es uno de los grandes logros de nuestro club,como es la consecución del título Autonómico en categoría “júnior” masculina, al vencer en la final al BM Torrevieja, y la posterior clasificación para el sector nacional disputado en Almería, y en el que se realizó un excelente papel (pinchar para obtener más información). En cuanto al Primer equipo, compuesto en su mayor parte por ese mismo equipo “júnior” a excepción de 5 jugadores, Miguel Zorío, M. A. Gual, J. Fabregat, José Luis Gómez, y Paco Fernández, estos tres que con sólo 22 años formaban parte de los “veteranos” del equipo que comandaban los dos primeros únicamente con 25 años, realizó la que hasta ese momento sería la mejor temporada en competición Nacional, y tras las 26 jornadas que se disputaron, lograron un meritorio 9º puesto, con 20 puntos, que les permitió salvar sin mayores apuros la categoría, completando una excelente temporada para el club Castellonense. Elisa Sales y Sandra Belchí son las primeras jugadoras del Club convocadas para la selección autonómica de la Comunidad Valenciana

El equipo Júnior Masculino, fue el primero en la historia de nuestro club, en dar una gran alegría en cuanto a la cantera se refiere, y el primero en todos los niveles en lograr un campeonato Autonómico. Con un equipo, que en su mayor parte formaba también el conjunto que disputaba la liga de segunda División Nacional, y que consiguió esa misma temporada una meritoria novena posición, los castellonenses, lograron imponerse a todos los rivales, que se enfrentaron en el grupo norte (equipos Valencianos) en el que quedó encuadrado, por lo que , contra todo pronóstico, consiguió colocarse en una final, en la que partía como clara víctima ante un BM. Torrevieja mucho más experimentado.

El equipo Alicantino, con jugadores mucho más corpulentos, y varios de ellos con experiencia con su primer equipo (Primera División Nacional), se vieron sorprendidos, en el Pabellón Polideportivo Municipal de Denia, y ante la presencia entre otros, del actual Seleccionador Nacional Cesar Argilés (por aquel entonces Secretario Técnico de la federación de la Comunidad Valenciana) que quedó gratamente sorprendido con el nivel de nuestros representantes, hasta esa fecha poco conocidos fuera de nuestra Provincia, por un conjunto, al que dirigía Ramiro Martín, tremendamente agresivo, y que basaba su juego en una excelente defensa.

Con este título de Campeón Autonómico conseguido, algo que ya superaba las expectativas de principio de temporada, los Jugadores Castellonenses, debían viajar a la localidad Andaluza de Almería, en la que se enfrentarían a otros 5 equipos, de los que tan sólo uno, lograría meterse en la Fase Final Nacional que disputarían los ocho mejores conjuntos de España, y que se quedaba muy lejos de las pretensiones Castellonenses. La plantilla Castellonense, estaba compuesta por los siguientes jugadores: Emilio Cuoghi, Luis E. Arrufat, Raúl Domínguez, Maxi Guerrero, Javi garcía, Juan Antonio Fabregat, Ismael, Ignacio Verniere, Alfredo Mercé, Fernando Tomás, Manolo Herrero, Nando García y Rafa Sánchez, mientras el cuadro técnico lo formaban Ramiro Martín (entrenador del Primer Equipo) Ramón Más y José Dols y el Doctor Francisco Portolés Adsuara.

La S. P. Castellón, junto a Estudiantes de Melilla, y el equipo vencedor de Canarias, buscaba un pase para la gran final, como era de esperar, al equipo Melillense se le venció con facilidad, por lo que todo se jugaba en la última jornada frente al equipo Canario, con el que bastaba el empate para lograr un nuevo éxito. El partido no fue todo lo bien que se esperaba en la primera mitad, por lo que nuestros representantes fueron siempre a remolque en el marcador, con desventajas de hasta 5 tantos. Sin embargo una reacción final dejó el encuentro al borde del infarto en los minutos finales, en los que los Castellonenses, gracias a un gol desde el puesto de pivote del extremo Rafa Sánchez, lograba el empate que le daba la clasificación para la final, a falta de 3 segundos.

Con mucho más premio ya del esperado, el conjunto de Ramiro Martín afrontaba la final muy mermados por las lesiones, con varios jugadores importantes tocados, y ante un equipo muy superior, en el que podíamos encontrar a jugadores de la talla de Juancho Pérez (pivote más tarde de la Selección Española, actualmente en el Porlant San Antonio), Samuel Trives (Extremo y Capitán del BM. Ciudad Real), J. J. Hombrados (portero de la Selección Española) o Zafra (jugador del Atlético de Madrid o Avidesa Alzira) entre otros. A pesar de ello, nuestros jugadores plantaron cara a un equipo tan potente que al descanso únicamente había logrado un gol de ventaja, sin embargo en la segunda mitad, con los de la S.P. Mucho más mermados físicamente por el esfuerzo del fin de semana, los Madrileños se despegaron en el marcador consiguiendo la clasificación para luchar con los 8 mejores equipos de España.

La S.P. Castellón, a pesar de la derrota, se iba de esta localidad Andaluza, con la satisfacción de haber logrado el mayor éxito deportivo, hasta ese momento, por un equipo del club, y con la alegría de haber llegado mucho más lejos de lo esperado. Lógicamente esos eran los mimbres que más adelante darían nuevos momentos históricos a nuestro club, y la mayor parte de esa plantilla sería la que en muy pocos años, lograría nuevamente, metas que parecían inalcanzables, destacando el ascenso a Primera División Nacional dos años más tarde, y la clasificación para disputar la fase de ascenso a División de Honor “B” cuatro años después. Como podemos ver en esta foto, la expedición Castellonense estuvo comandada por el Presidente Rafael Martí, en una de las pocas ocasiones que viajaba con el equipo y de algunos de los más fervientes seguidores y compañeros del equipo Absoluto, como Miguel Zorío, Tico Olaria, José Luis Gómez, Paco Fernández o Jaume Domenech..

Esta Liga 1993-1994, que para la S.P. Castellón comenzó el día 2 de Octubre, visitando al conjunto Alicantino del BM. Petrer, está marcada por el excelente final de temporada del año anterior, gracias al cual, los Castellonenses, que en principio partían con el objetivo de la salvación, lograron un más que meritorio 5º puesto en esta Segunda División Nacional.

Esto, junto a la calidad de la plantilla que año a año va cogiendo la experiencia, hace que para este nuevo año las aspiraciones se centren, al menos en mejorar la posición de la temporada anterior, y el sueño, aunque lejano, sería la clasificación para la fase de ascenso a una Primera División Nacional que en estas fechas, se veía muy lejana. La plantilla con la que contaba Ramiro Martín, estaba compuesta por los siguientes jugadores: Emilio Cuoghi, Maxi Guerrero, Nando García, Manolo Herrero, Raúl Domínguez, Miguel Zorío, M. A. Gual, Paco Fernández, Rafa Sánchez, José Dols, Javier García, Oscar Sanahuja, Alfredo Mercé y José Luis Gómez, aunque además de estos jugadores, podría contar a lo largo de la temporada con varios de los componentes del segundo equipo, que realizó una excelente campaña en su competición, como Eduardo Falcó, o Juan Antonio Fabregat.

El comienzo de liga resultó esperanzador para nuestros representantes, ya que a pesar de enfrentarse en las primeras jornadas a varios de los favoritos, logró mantenerse invicto en las 5 primeras jornadas, con nueve puntos de diez posibles, lo que les llevó al liderato de la competición por primera vez en sus historia, tras vencer a uno de los máximos rivales, el H. Alcasser, que a la postre lograría clasificase para la fase de ascenso, en su propia pista.

Tras la primera derrota, jornada 6 ante el BM. Mediterráneo de Valencia, los de Ramiro Martín, no se vinieron ni mucho menos abajo, y tras muchos altibajos en los primeros puestos, volvieron a alcanzar la primera posición en varias ocasiones, sin embargo una mala racha de lesiones, ya en la segunda vuelta de la competición, en el momento en el que se enfrentaba a los primeros clasificados, llevó a nuestros jugadores a encadenar seis encuentros consecutivos en los que tan sólo logró un punto, lo que les alejó de manera casi inalcanzable de las dos primeras plazas.

A pesar de ello, en estas fechas, concretamente el debut fue el 19 de Febrero, se logra uno de los hechos que marcarían el futuro del club castellonense, el ex-jugador de División de Honor, Manolo Cañadillas, ficha por la S.P. Castellón, tras 13 temporadas en la elite del balonmano profesional, con una copa de Rey y un subcampeonato de Europa en sus manos entre otros muchos títulos, el jugador Manchego que recala en nuestra ciudad por motivos laborales, y tras la insistencia del Presidente Rafael Martí, se decide finalmente a incorporarse a la plantilla, sin lugar a dudas, una bendición para el Balonmano Castellonense.

A pesar de ello, y de la reacción en los últimos partidos, la distancia con la cabeza era ya demasiado grande, por lo que nuestros representantes no pudieron alcanzar una de las dos primeras posiciones, se quedaron a únicamente 2 puntos, y finalizaron en una excelente 4ª plaza, y con la moral, y la plantilla muy reforzadas, sobre todo por su nuevo compañero, Cañadillas, que debido al buen ambiente que encontró en el equipo decidió continuar al menos una temporada más de cara a una liga 1994-1995, en la que se depositaron muchas esperanzas. o Se crea el segundo equipo con la estructura actual, un Júnior que forme jugadores para el primer equipo. Se crea el segundo equipo cadete femenino, ambos equipos ocupan las 2 primeras plazas en la competición provincial. Los entrenadores eran Vicente Sos y Luis Enrique Arrufat. El cadete femenino dirigido por Vicente Sos se clasifica por primera vez para la liga preferente de la Comunidad Valenciana ocupando una meritoria quinta plaza.

El Primer equipo Masculino del Club Balonmano Castellón, después de la excelente temporada pasada, en la que finalizó en una meritoria cuarta plaza, a sólo dos puntos de la fase de ascenso a Primera División Nacional, y con su fichaje estrella, manolo Cañadillas, ya totalmente acoplado al equipo, inicia esta nueva competición liguera con el claro objetivo de clasificar al equipo por primera vez en su historia para la fase de ascenso. El equipo contaría de nuevo con Ramiro Martín y Vicente Sos como técnicos, y con prácticamente la misma plantilla que el año anterior, Emilio Cuoghi, Maxi Guerrero, Nando García, Manolo Herrero, Raúl Domínguez, Miguel Zorío, Paco Fernández, Rafa Sánchez, Eduardo Falcó, Javier García, Oscar Sanahuja, y José Luis Gómez, con las dos únicas pero importantísimas incorporaciones del Central del Puerto de Sagunto y con experiencia en División de Honor “B” Jorge Antonino, y la del portero todavía juvenil y que tendría un papel más que destacado en la fase de ascenso a final de temporada, Carlos Folch.

Desde el comienzo de la competición, el Kemac Castellón , demostró a todos sus rivales su condición de firme candidato a clasificarse entre los dos primeros, y a pesar de que no ocupó la primera posición en las 22 primeras jornadas (de las 26 que se disputaron) ya que el BM. Elche,Imágen Histórica el otro gran aspirante al campeonato se mostró en ellas casi intratable, no abandonando nunca esa privilegiada plaza, se mantuvo siempre entre los tres primeros de la misma. A falta de 3 jornadas para el final, llegaría un partido decisivo para estos dos conjuntos que ocupaban las dos primeras posiciones, ya que se debían enfrentar entre ellos en la pista Alicantina, hasta ese momento una pista inexpugnable. Nuestros representantes, apoyados en un increíble Manolo Cañadillas, con 12 goles de 13 lanzamientos, lograron en un partido tremendamente igualado, que se decidió en los últimos 3 minutos una ventaja de 3 goles 25-28, que no sólo le aupaba por primera vez en toda la temporada a la primera plaza, si no que, lo que es más importante, le clasificaba matemáticamente para disputar por primera vez en la historia del club, la Fase de Ascenso a Primera División Nacional. Los Castellonenses, en la tres jornadas finales, mantuvieron su nivel, y con tres nuevas victorias, se proclamaron finalmente Campeones de la Competición. El juvenil femenino dirigido por Isidoro Huerga, se clasifica por primera vez para la liga preferente de la Comunidad Valenciana ocupando finalmente la sexta plaza.o El equipo cadete femenino dirigido por Luis Enrique Arrufat, repite el quinto puesto de la temporada anterior.

El 19 de Abril de 1995, llega el momento de la verdad para el Kemac Castellón, tras proclamarse Campeones del grupo Comunidad Valenciana de la Segunda División Nacional, y después de conseguir la organización de la fase de ascenso a Primera División Nacional, en el polideportivo “Ciudad de Castellón”, llegó la hora del debut, en el que teniendo en cuenta el sistema de competición, no valían nervios ni responsabilidades, ya que un tropiezo supone con casi toda seguridad olvidarse del posible ascenso. En el grupo de nuestros representantes, los rivales son el C. BM. Cartagena (Primer rival) y el BM. Gades de Cádiz, mientras que en el otro grupo los participantes serían CB. Arrahona (Tarragona) CB. Maravillas (Madrid) y CAD. Maristas Zaragoza. De todos ellos únicamente los dos primeros disputarán una final, de la que el primer clasificado ascenderá matemáticamente, y el segundo disputará un encuentro de promoción ante uno de los conjuntos descendidos.

La plantilla castellonense está formada para esta fase de ascenso por: Maxi Guerrero y Carlos Folch como porteros, el teóricamente titular Emilio Cuoghi se ve obligado a perderse estos transcendentales choques por una fisura en la muñeca, Miguel Zorío, Raúl Domínguez, Nando García, Eduardo Falcó, Manolo Herrero, José Luis Gómez, Oscar Sanahuja, Manolo Cañadillas, Javier García, Rafa Sánchez, Jorge Antonino, Ignacio Verniere y Paco Fernández.

El primero de los encuentros, que se disputa a las ocho de la tarde, el Kemac se enfrenta al que a priori es el rival más débil, sin embargo tanto Ramiro Martín, como Vicente Sos, técnicos del conjunto insisten mucho en la importancia vital de este primer partido, y en no tener la más mínima confianza que podría llevar al traste con las aspiraciones. Recordemos que esta es la primera fase de ascenso de este tipo, no sólo para estos jugadores, si no en toda la historia del Club castellonense. Esta insistencia da sus frutos, y nuestros representantes mandan de principio a fin en el marcador, con parciales de 1-7 en el minuto 15 y 5-13 al descanso que dejan el encuentro decidido. Finalmente el resultado sería 14-24.

El segundo partido, que se presentaba mucho más complicado ante los Gaditanos del Gades, no fue muy diferente, y gracias a una excelente defensa, (únicamente se encajaron 12 tantos), se logró romper desde el inicio el partido y poner una diferencia favorable, que aunque en la primera mitad no pasó de los 5 tantos, si fue suficiente para afrontar con tranquilidad la segunda mitad. En esta las diferencias aumentaron progresivamente, no pasando apuros en ningún momento y se volvió a conseguir una diferencia igual a la del encuentro anterior, 10 goles. 22-12.

Gracias a este partido, llega la clasificación para las semifinales, un primer paso para el objetivo del ascenso. El rival sería el Arrahona de Tarragona, que finalizó segundo en su grupo. Este partido si resultó muy distinto a los anteriores, ya que desde el inicio se pudo sentir la importancia del mismo, y la responsabilidad que recaía sobre los jugadores del Kemac ya mermados físicamente. Los Catalanes aprovecharon estas circunstancias y mandaron durante la primera mitad del partido, aunque nunca con una diferencia superior a 2 goles. Tras el descanso llegó la reacción Castellonense, que apoyados, nuevamente, en la defensa, y en rápidos contragolpes, consiguieron dar la vuelta al partido y mantenerlo igualado hasta que a falta de diez minutos, un nuevo tirón local, provocaba una ventaja de tres goles que sería ya insalvable para los visitantes, por lo que el ascenso se quedaba ya a un solo paso.

En la gran final, los de Ramiro Martín, se enfrentarían nuevamente al BM Gades de Cádiz, que en la otra semifinal dio la gran sorpresa venciendo al conjunto Maño. Sin embargo el partido no tuvo absolutamente nada que ver con el anterior, los Andaluces, aprovechando el brutal desgaste físico de nuestros representantes, pudieron aguantar los tirones del Kemac en la primera mitad, logrando que las diferencias nunca fueran superiores a 4 tantos. En la segunda parte, llegó la “pájara” del Castellón, que permitió a los visitantes empatar el encuentro a falta de poco más de un minuto, y disfrutar además hasta el final del encuentro de una superioridad numérica. Los jugadores Castellonenses, gracias a una excelente defensa aguantan hasta que faltaban únicamente 30 segundos sin encajar un nuevo tanto que hubiera supuesto perder todas las opciones, y en ese momento, cuando más difíciles estaban las cosas, apareció el jugador que debía aparecer, el estandarte del Kemac Castellón, Manolo Cañadillas, decide arriesgar con un jugador menos, y logra robar un balón, que a falta de 20 segundos transforma en el gol de la victoria (Ver últimos 5 minutos del partido del ascenso) y en el gol más importante en la historia del Club balonmano Castellón, que con 21-20 logra el ansiado ascenso.

La S.P. Castellón, debuta este año 1995-1996, en la Primera División Nacional, tras una excelente temporada anterior en la que se logró el ascenso. La plantilla Castellonenses, dirigida por Vicente Sos y Ramón Más estaba compuesta por Emilio Cuoghi, Maxi Guerrero y Carlos Folch en la portería, Manolo Herrero, Raúl Domínguez, Jorge Antonino, Nando García, Diego Vera, Eduardo Falcó y Miguel Zorío como primeras líneas y Oscar Sanahuja, Rafa Sánchez, José Dols, Paco Fernández, Javier García, Manolo Cañadillas y José Luis Gómez.

El conjunto Castellonense, que ya en su presentación dio una gran imagen al plantar cara a todo un División de Honor, como podemos leer en el artículo que vemos arriba, afrontaba este primer año en la categoría con los lógicos miedos y con el único objetivo de luchar por salvar la categoría en un grupo en el que se debería enfrentar a conjuntos de Madrid, Extremadura, Canarias, Córdoba, Sevilla, Alicante, Ciudad Real, etc…

Sin embargo, ya desde un principio, los jugadores de Vicente Sos, fueron la gran sorpresa de la competición, ya en el primer encuentro se deshicieron sin ningún problema del veterano conjunto del BM. Lanzarote por un contundente 28-19, en un partido que ya en el minuto 25 estaba totalmente sentenciado con un 14-5, que prácticamente no dejaba opciones a los Canarios.

Sin embargo, en las tres primeras jornadas de liga, concretamente en las tres Primeras, la condición de víctima de nuestros representantes, pasó a convertirse en un peligro real para los conjuntos punteros, ya que en ese primer mes de la competición, la S.P. Castellón, con tres victorias en otros tantos encuentros: 28-19 Lanzarote, 25-31 Cádiz y 26-22 Torrevieja, se situó en la primera posición de la Clasificación, logrando además completar casi un año consecutivo de victorias, concretamente 356 días, en los que ningún equipo fue capaz de vencer a la S. P. Castellón. perdiendo esta condición en la cuarta jornada de liga en la pista del Cátedra 70 de Ciudad Real.

Esta condición de equipo revelación, no fue como muchos esperaban una circunstancia pasajera, a medida que transcurrían los encuentros, el conjunto dirigido por Vicente Sos se consolidaba como uno de los más fuertes del grupo, manteniendo durante prácticamente toda la competición opciones incluso, de meterse entre los dos primeros clasificados, a pesar de que frente a ellos tenían conjuntos sino profesionales, si al menos semi-profesionales, la mayor parte de ellos con jugadores extranjeros, y por supuesto, ninguno de ellos con casi todo el equipo de la cantera, y totalmente “amateurs”.

El Ciudad de Castellón continuaba siendo una pista casi inexpugnable, lo que permitió a nuestros representantes, mantenerse a lo largo de toda la competición, en la que finalmente se logró un más que brillante 4º puesto, algo impensable antes de este debut en competición Nacional, entre los favoritos. Se crea el primer equipo infantil masculino, con Maxi Guerrero y David Hernández de entrenadores

Nuevamente, una temporada Histórica para la S.P. Castellón, que este mismo año pasó a denominarse Club Deportivo Balonmano Castellón (debido a la nueva Ley del deporte y Sociedades Anónimas Deportivas) en la que era la segunda temporada de su Historia en la Primera División Nacional.

La plantilla Castellonense, dirigida por Ramón Más e Iñaki Vallejo, a la que podemos ver a la izquierda en su presentación en el Hotel NH Mindoro de Castellón, estuvo compuesta en esta temporada 1996-1997 por: Emilio Cuoghi y Carlos Folch en la portería, Manolo Herrero, Raúl Domínguez, Nando García, Diego Vera, Rubén Martínez, Oscar Camany, Eduardo Falcó, Miguel Zoríocomo primeras líneas y Oscar Sanahuja, Carlos Sánchez, Paco Fernández, Javier García, Manolo Cañadillas y José Luís Gómez en la segunda línea.

Tras el excelente papel desempeñado el año anterior, en el que se finalizó en una más que meritoria 4ª plaza de la clasificación, a pesar de ser la primera temporada en esta categoría, el club Castellonense, a pesar de no haber realizado incorporaciones de importancia, y de que seguía apostando por la cantera, se propuso como objetivo, o más bien como “sueño” el clasificarse para la fase de Ascenso a División de Honor “B”. A pesar de que como ya hemos comentado anteriormente, en la temporada anterior se realizó un papel más que destacable, El técnico Vicente Sos, decidió dejar su cargo como máximo responsable del equipo, por lo que su hasta entonces segundo, Ramón Más tomó los mandos de un conjunto al que conocía a la perfección.

Desde el inicio de la temporada, Nuestros jugadores estuvieron luchando por los primeros puestos de la clasificación, aunque también desde las primeras jornadas se pudo observar que la lucha por una de las dos primeras posiciones resultaría encarnizada, al menos entre 5 equipos, el Universidad de Granada, máximo favorito, BM. Elda, Catedra 70 de Ciudad Real, Atletico Alcobendas y el BM. Castellón. Ya mediada la temporada se pudo ver que una de esas dos plazas estaba con casi toda seguridad reservada para el equipo Andaluz del U. Granada, que a la postre lograría el ascenso, por lo que los otros 4 equipos lucharon por la segunda posición.

Esta lucha duró hasta justo la última jornada, a la que varios conjuntos llegaban con opciones. Sin duda, todas las miradas en esta última jornada, se centraban en el partido estrella, un complicadísimo encuentro en el que los jugadores del BM. Castellón se lo jugaban todo en la pista de otro de los aspirantes a esta fase de ascenso, el BM. Elda, un conjunto hecho a base de talonario para conseguir el ascenso de categoría, con varios ex-jugadores de División de Honor, y que resultó un encuentro de auténtico infarto.

Los Castellonenses, contaron en este partido, que recordamos se disputó en el polideportivo Municipal de Elda (Alicante) con el apoyo de unos 150 aficionados, “pinturas de guerra” incluidas, que se desplazaron desde la capital de la Plana. Entre ellos podemos ver incluso a uno de los mejores jugadores del equipo Nando García, que junto al capitán Miguel Zorío, y el pivote José Luís Gómez, se perdían este decisivo encuentro por respectivas lesiones. El C.D. Balonmano Castellón ante un pabellón completamente a rebosar, unos 1000 aficionados, buscaban al menos un empate que les diera la clasificación directa para la fase de ascenso a División De Honor “B”.

El encuentro, como se esperaba, resultó de auténtico infarto, siempre muy igualado, aunque también es cierto que casi siempre con los locales por delante, que llegaron incluso a los 4 tantos de ventaja en la segunda mitad. Sin embargo, una vez más la casta y la raza del equipo de Ramón Más, afloró cuando más complicadas estaban las cosas, con el marcador 21-18, menos de diez minutos para el final, y el público completamente entregado.

Esta ventaja, se mantuvo hasta los instantes finales, en los que el técnico Castellonense, ordenó una presión por toda la pista, que sirvió para recortar la diferencia en poco menos de 2 minutos, Cuando restaban menos de 30 segundos, los locales tuvieron el partido en sus manos, ya que uno arriba y un lanzamiento de seis metros parecía demasiada ventaja. Sin embargo, una excelente parada del portero Carlos Folch, y el posterior contraataque Castellonense, finalizado, por el pivote Oscar Sanahuja, a falta de seis segundos, lo que daba al BM. Castellón, el empate definitivo a 26 tantos, y lógicamente la histórica clasificación para la fase de ascenso a División de Honor “B”. Tras esto, la explosión de júbilo tanto de los jugadores, Directiva y como no, de los más 150 aficionados Castellonenses, ante el comportamiento ejemplar, tanto de los jugadores como del público del BM. Elda, que incluso brindaron a nuestros jugadores las botellas de Cava preparadas para la celebración. Una vez conseguido este objetivo, que realmente hubiera parecido inalcanzable tan sólo tres años antes, cuando se jugaba en la liga Autonómica, los jugadores de Ramón Más, apenas contaban con 15 días para preparar esta fase de ascenso. (Ver últimos 5 minutos del partido de la clasificación) en la que deberían medirse a BM. Avilesina, Burgos, Adrianense, OAR Gracia y Granada. El cadete femenino dirigido por Luis Enrique Arrufat, logra llegar por primera vez a los cruces del sector autonómico, perdiendo ambos partidos por 4 goles ante el Picassent. Los equipos senior femenino dirigido por Enrique Ramil, cadete masculino dirigidos por Manolo Mundina y Octavio Villamón y el cadete femenino dirigido por Luis Enrique Arrufat participan en el torneo internacional de San Esteve de Sesrovires.

El equipo masculino de Primera División Nacional del Club Balonmano Castellón, tras su excelente y emocionante encuentro en la pista del BM. Elda, en el que gracia a un gol in extremis a falta de sólo seis segundos logró la segunda plaza de la clasificación, y por lo tanto, el pase a la Fase de Ascenso a División de Honor “B”, algo impensable tan sólo 4 años antes, en los que simplemente era un conjunto de mitad de tabla de las Segunda División Nacional, y con el mérito añadido de conseguirlo con un equipo completamente amateur y salido en su mayor parte de la cantera, afronta en la localidad Andaluza de Granada, el que sería, sin duda el mayor logro deportivo de la historia del Club.

El conjunto Castellonense, que en principio no se planteaba como objetivo disputar esta fase de ascenso, intentó reforzarse para la misma con dos jugadores de mucha experiencia en categoría superior, Toni Sario y Juan Selma, pero, la premura de tiempo, y las pocas posibilidades económicas, hicieron imposible estos fichajes, por lo que una vez más, nuestros representantes, con la única experiencia en categorías superiores de Manolo Cañadillas, y Jorge Antonino, deberían enfrentarse a equipos semi-profesionales y con plantillas muy experimentadas.

El BM. Castellón, tendría como rivales en esta fase de ascenso a: Adrianense de Barcelona con el yugoslavo Memic y los ex-jugadores del F.C. Barcelona “Papitu” y Ventura, Burgos, Avilesina, Universidad de Granada y OAR Gracia, mientras su plantilla sería la misma que había disputado la liga regular, Emilio Cuoghi y Carlos Folch en la portería, Manolo Herrero, Raúl Domínguez, Nando García, Diego Vera, Rubén Martínez, Oscar Camany, Eduardo Falcó, Miguel Zorío como primeras líneas y Oscar Sanahuja, Carlos Sánchez, Paco Fernández, Javier García, Manolo Cañadillas, y José Luís Gómez, dirigidos por Ramón Más e Iñaki Vallejo. El primero de los encuentros que debieron disputar los jugadores del BM. Castellón, fue ante el Avilesina. A pesar de los nervios del primer partido, los Castellonenses, realizaron un encuentro bastante aceptable, algo por debajo de su verdadero nivel, pero al menos manteniéndose siempre en el partido, y únicamente en los minutos finales, la falta de experiencia y los nervios permitieron a sus rivales conseguir una ventaja de tres goles que sería ya decisiva.

Sin apenas tiempo de recuperarse de la fuerte decepción, a las 9:30 de la mañana del día siguiente, afrontaban el segundo encuentro, en esta ocasión antes el Burgos. El Kemac Castellón fue siempre a remolque de sus rivales, aunque con diferencias que no superaron los 4 tantos, y la reacción final, llegó demasiado tarde, quedándose únicamente a dos tantos de la victoria, 21-23, lo que dejaba ya prácticamente imposible el primer lugar de la clasificación en la segunda parte de la competición que se disputaría una semana después.

El siguiente fin de semana, el Kemac Castellón comenzaría frente al principal favorito de la competición, el Adrianense de Barcelona, con el ex – internacional de 2,02 de altura, “Papitu” en sus filas, y ante ellos, fue cuando realmente se pudo ver al equipo Castellonense, nuestros representantes, plantaron cara en todo momento a los Catalanes, que se esperaban un encuentro más fácil. La igualdad llegó hasta el último minuto, en el que dos goles de Juan Pedro Muñoz “Papitu” dejaron el marcador en un ajustadísimo 30-29, que con 20 segundos para el final, los jugadores de Ramón Más no pudieron romper.

Con tres derrotas, los jugadores del Kemac, afrontaron los dos encuentros finales sin ninguna aspiración, y con la intención de dar minutos a los jugadores que menos habían podido disfrutar de los mismos, y descanso a otros importantes como Nando García, que se vio obligado a jugar lesionado, por lo que se sumaron dos nuevas derrotas que sin embargo, no empañan ni mucho menos la excelente temporada de los Castellonenses.

Tras el éxito de la pasada campaña, en la que el equipo Castellonense se clasificó para la fase de ascenso a División de Honor “B” con Ramón Más en el banquillo, la Principal novedad de esta temporada 1997-1998, la encontramos en el puesto de técnico, ya que la directiva Castellonense, opta por primera vez en su historia, por buscar a un entrenador de fuera de nuestra Provincia, con experiencia y nombre en el mundo del balonmano. Lo consigue en la figura de Paco Claver, ex – jugador de División de Honor, y técnico entre otros del Avidesa Alzira, equipo con el cual, se proclamó Campeón de la Copa E.H.F (Copa de la U.E.F.A. en el mundo del Balonmano) un título del que muy pocos entrenadores en el balonmano Español pueden presumir.

La plantilla con la que el entrenador Valenciano cuenta para este propósito, no difiere prácticamente en nada de la del año anterior Emilio Cuoghi y Carlos Folch en la portería, Manolo Herrero, Raúl Domínguez, Nando García, Rubén Mateu, Diego Vera, Rubén Martínez, , Eduardo Falcó, Robert Franch como primeras líneas y Oscar Sanahuja, Carlos Sánchez, Paco Fernández, Javier García, Manolo Cañadillas, José Luís Gómez, Oscar Sanahuja y Oscar Meseguer en la segunda línea.

La línea del conjunto Castellonense es muy similar en esta campaña a la ofrecida en la pasada, desde el inicio de la misma se mantiene en los puestos de cabeza, con el claro objetivo de repetir la clasificación para la fase de ascenso del año anterior, pero no con el papel realizado en la misma, ya que la intención después de la experiencia adquirida, es la de luchar por una plaza en categoría superior, ahora que la plantilla está alcanzando su plenitud física. Los Principales rivales para lograr una de las dos primeras posiciones, que son las que dan derecho a la clasificación, son el H. Manyanets, H. Palautordera y el BM. La Roca, que con los fichajes de los ex – División de Honor del BM. Granollers Alex Viaña y Alex Franch, se ven muy reforzados y aspiran un año más al ascenso.

Estos tres equipos llegan hasta las últimas jornadas luchando por las plazas de clasificación, y el partido decisivo para nuestros representantes se produce en la penúltima jornada, en la que los jugadores de Paco Claver, se desplazaban a la pista de uno de sus principales rivales, el BM. La Roca en la que se jugaría la mayor parte de sus aspiraciones. El partido, que se disputó ante un pabellón repleto y con un ambiente totalmente adverso, como es lógico, empezó muy bien para nuestros representantes, que una vez más, gracias a una excelente defensa se impusieron desde el inicio, llegando a tener incluso una ventaja de 6 tantos, 6-12, cuando aún no había finalizado la primera mitad. Sin embargo a partir de esos momentos, los locales con una defensa 3:3 que llegaba casi a la mitad de la pista sorprendieron al Balonmano Castellón.

La ventaja se fue recortando poco a poco, y con ella, llegaron los nervios y la presión del público. La segunda mitad fue muy distinta a la primera y los Vallesanos pudieron darle la vuelta a un partido que tenían prácticamente perdido, y dejar así las posibilidades del BM. Castellón expuestas a resultados de terceros en la última jornada. En ella, a pesar de que los nuestros cumplieron con su papel venciendo su partido, el resto de los resultados no le acompañaron y se quedó en la tercera posición final, a un solo puesto de la fase de ascenso. El cadete masculino A, entrenado por Octavio Villamón, gana la liga del grupo Norte y se clasifica para la fase final del campeonato de la Comunidad, quedando segundo y jugando el sector Nacional en Palamós. Se crea el segundo juvenil masculino del Club.

Segunda temporada en el cargo del Técnico Valenciano Paco Claver, que tras quedarse el pasado año a un solo paso de clasificar al equipo Castellonense para disputar su segunda fase de ascenso, afronta este nuevo año, con la ilusión de volver a luchar por los puestos de cabeza.

Sin embargo, este nuevo año, estuvo, desgraciadamente, marcado por las numerosas lesiones de los jugadores más veteranos, que sobre todo en la segunda vuelta de la liga, no tuvieron suerte en ese aspecto, lo que lógicamente se trasladó a la clasificación, y al rendimiento del equipo. La plantilla con la que contaría Paco Claver para esta nueva temporada sería prácticamente la misma que el año anterior, con la única baja del pivote José Luis Gómez, y con la incorporación del extremo Carlos Sánchez.

Nuestros representantes, como era de esperar, y mientras las lesiones les respetaron, cumplieron el papel que se esperaba de ellos, con un comienzo arrollador, con 4 victorias consecutivas que le situaban en el primer lugar de la clasificación ante H. Manyanet 23-18 (uno de los que lograría una de las dos plazas de la fase de ascenso) Puerto de Sagunto 19-26, BM. Telde, 34-27 (Canarias) y H. San Cugat, 22-24. Sin embargo, el siguiente mes de competición, no fue tan afortunado, ya que una derrota muy contundente en la pista del que sería a la postre campeón del grupo, y uno de los máximos rivales del C.D. BM. Castellón en los últimos años, BM. La Roca por 8 tantos, y tres empates prácticamente consecutivos alejaba ligeramente a los Castellonenses de los puestos de cabeza.

Sin embargo la reacción vino pronto, y tras tres nuevas victorias en los siguientes 4 partidos, los jugadores de Paco Claver volvieron a mostrar su nivel, y con tres victorias se colocaron de nuevo en la lucha por una de las dos primeras posiciones. Pero como ya comentábamos anteriormente, la segunda vuelta, marcada por las lesiones y los problemas físicos de los jugadores veteranos del BM. Castellón, no fue ni mucho menos tan buena como la primera. Tras un primer mes nefasto de la segunda vuelta, en el que sólo se lograron dos puntos, los Castellonenses, fueron poco a poco perdiendo el ritmo de los dos primeros clasificados, BM. La Roca y H. Manyanets, aunque seguían en la lucha por la tercera posición.

Los últimos partidos, con los dos de cabeza con 10 y 6 puntos por delante, fueron ya un trámite para el resto de equipos que habían estado luchado por alcanzar una de esas dos primeras posiciones, clasificándose finalmente los chicos del BM. Castellón en la sexta posición de la tabla, la peor desde que se militaba en Primera División Nacional.

El infantil masculino dirigido por Maxi Guerrero llega a las semifinales de la Comunidad Valenciana. Se crea el primer equipo infantil femenino dirigido por Silvia Martí e Isabel Montoliú. Por primera y única vez se crea un tercer equipo senior masculino.

Tras 4 años fuera del equipo, el técnico de la cantera, Vicente Sos, que se había dedicado en las últimas temporadas a los equipos de base, vuelve a hacerse cargo del primer equipo, con la intención de mantener, al igual que en los últimos años, al equipo en los primeros lugares de la clasificación, y si es posible volver a clasificarlo para la fase de ascenso a División de Honor “B” (algo de lo que ya se quedó muy cerca como técnico en la temporada 1995/1996, debut en la Primera División Nacional).

Con respecto a la pasada temporada, se contabilizan varias ausencias en el equipo, sin duda la más destacada, la del jugador más determinante en la historia del CD. BM. Castellón, el extremo Manolo Cañadillas, que con casi 37 años se retira de forma definitiva del deporte de competición, junto a él, otros jugadores como Rubén Mateu que no podría comenzar la temporada, o Paco Fernández, que estaría ausente debido a una intervención quirúrgica toda la temporada. Estas ausencias se cubren, debido a los pocos recursos económicos, con jugadores de la cantera, y la plantilla queda formada por: Emilio Cuoghi, Carlos Folch, Oscar Meseguer, Javier García, Jorge Lafoz, Carlos Sánchez, Robert Franch, Rubén Martínez, Oscar Sanahuja, Eduardo Falcó, Nando García, Raúl Domínguez, Manolo Herrero, Pepe Torres, Rubén Mateu, Diego Vera y José Huedo. Tras un comienzo muy irregular, con dos empates y dos derrotas, que llevaron a nuestros representantes a las últimas posiciones, tres victorias consecutivas, ascienden al BM. Castellón a una plaza mucho más acorde con su calidad, la sexta plaza.

El Club Castellonense, esperó a la cuarta jornada de liga, partido que les enfrentaba al H. San Esteve, para presentar a los distintos equipos, desde el Primera Nacional Masculina a los infantiles, en un acto que congregó a los casi 200 jugadores que forman parte del Club.

Con el equipo en esa sexta posición, y cuando únicamente se habían disputado poco más de dos meses de competición, el técnico Vicente Sos decide presentar la dimisión y dejar al equipo por motivos deportivos y de falta de entendimiento con la directiva y plantilla.

Tras dos semanas sin un entrenador oficial, vuelve a hacerse cargo del grupo otro técnico de la casa, y precisamente compañero de banquillo de Vicente Sos años anteriores, Ramón Más, que ya llevó al Primer equipo Castellonense a una fase de Ascenso a División de Honor “B” tres años atrás.

Con él, los Castellonenses comienzan una importante reacción, alcanzando las primeras posiciones en las que se mantendrían hasta el final de la liga, y llegando incluso a encadenar 9 encuentros consecutivos sin perder, llegando a situarse incluso a un punto de la fase de ascenso a falta de menos de un mes de competición, sin embargo, una inesperada derrota en la pista del H. Gavá de Barcelona, equipo que luchaba por eludir el descenso, y sobre todo dos derrotas, una de ellas por un sólo tanto, y un empate en las tres últimas jornadas, alejan al equipo de las dos primeras plazas, lo que no desmerece, ni mucho menos, la excelente temporada realizada una vez más, por el conjunto Castellonense. El juvenil masculino A, entrenado por Octavio Villamón, queda segundo de la Comunidad Valenciana y juega el sector Nacional en Sevilla, en el que tras vencer los dos primeros encuentros de forma clara, en la final ante los anfitriones del Rochelambert de Sevilla perdieron por un ajustadísimo 20-18, que les impidió disputar la final del campeonato de España entre los 8 mejores conjuntos Nacionales.. Isabel Segura es la primera jugadora del Club que forma parte de la selección Juvenil Española, y participa en distintas torneos con misma.

El Castellón, afronta el comienzo de la temporada 2000/2001, con muchos más problemas de los esperados, ya que cuando todo parecía planificado para afrontar este nuevo año, y el mismo día que comenzaban los entrenamientos de pretemporada, el técnico que se presumía, y con el que se había llegado a un acuerdo para dirigir al equipo, Ramón Más, comunicaba a la junta directiva, que finalmente no se haría cargo del mismo, por lo que el preparados físico y segundo entrenador Miguel Zorío, tuvo que hacerse cargo del mismo durante la pretemporada.

Esto sin duda marcó la temporada, ya que con muchas prisas se tuvo que buscar un nuevo técnico, que finalmente fue Luis Molina, que no tuvo demasiado tiempo para preparar la temporada, teniendo en cuenta además, que se hacía cargo del equipo sin conocer prácticamente a la que sería su plantilla.

Antes de comenzar los partidos de pretemporada, el técnico Almazorense, da la lista de los 17 jugadores con los que en principio contará para la liga, con algunas novedades con respecto a la temporada anterior, entre las que destacan principalmente las bajas del portero Carlos Folch, pieza muy importante del equipo, y la del extremo Jorge Lafoz, que serán suplidos por canteranos, dos de ellos recién llegados del equipo Juvenil que el pasado año se proclamó subcampeón de la comunidad Valenciana, el portero Yeray Otero y el lateral Jorge Flecha, y dos jugadores más del equipo filial, otro portero, José Huedo y el lateral pivote Fernando Falcó, con lo que la lista definitiva queda compuesta por los siguientes jugadores: Emilio Cuoghi, Yeray Otero, José Huedo, Javier García, Fco. Javier Fernández, Oscar Meseguer, Oscar Sanahuja, Fernando Falcó, Eduardo Falcó, Rubén Martínez, Fernando García, Manolo Herrero, Raúl Domínguez, Jorger Flecha, Rubert Franch, Diego Vera y Pepe Torres.

Tras un inicio liguero en el que se vencieron los dos primeros partidos, uno de ellos frente al campeón de la pasada temporada, el BM. La Roca, nuestro equipo empieza a perder gas poco a poco, haciendo gala de una irregularidad extrema, alternando grandes partidos con derrotas sorprendentes ante equipos muy inferiores.

Debido a estas derrotas, el BM. Castellón, se sitúa en la zona media de la tabla, entre el 6º y 8º puesto, entre los que se mantiene durante toda la primera mitad de la competición.

Estos primeros 13 encuentros, estuvieron marcados por las numerosas y continuas lesiones que mermaron de forma clara el potencial del equipo, llegando incluso a contar en la misma jornada con 7 jugadores lesionados, es decir, prácticamente la mitad de la plantilla, con lo que tanto el trabajo de los entrenamientos, como el de los partidos se complicaba demasiado.

En la segunda mitad de la temporada, y con el equipo en octava posición a 5 puntos de la fase de ascenso, y a 8 del descenso, las cosas, que parecía difícil que fueran a peor, se complicaron más jornada a jornada, al mal juego y las ausencias se unió la baja del técnico, que por motivos familiares tuvo que dejar al equipo.

Todas estas circunstancias pesaron de forma evidente en el rendimiento del conjunto Castellonense, que se fue desinflando poco a poco, cuajando la peor segunda vuelta desde que 6 años atrás se lograra el ascenso a Primera Nacional.

Con sólo 5 puntos en los últimos 13 partidos de liga, la plantilla que en el tramo final de la temporada estuvo dirigida por Iñaki Vallejo, logró la salvación por tan sólo un punto, finalizando en la décima plaza de la clasificación, y a pesar de que no se pasaron apuros reales de descenso, algo que parecía casi imposible, teniendo en cuenta que en los últimos seis encuentros de liga ni un solo punto, dando además una imagen bastante pobre. El cadete masculino dirigido por Ramón Mas se clasifica para el sector Autonómico quedando “tercero o cuarto” de la Comunidad.

El 14 de abril de 2002, el equipo femenino del Club Balonmano Castellón, el Suministros Valls Castellón, dirigido por Octavio Villamón y Luis Enrique Arrufat, y compuesto por Rocío Mateo, Natalia Barreda, Teresa García, Eva Miralles, Estela Mira, Sandra Belchí, Jessica Olucha, Cristina Blasco, Silvia Vilaró, Isabel Segura, Laura Radín, Mariajo García, Yolanda Martínez, Ana Llorens, Beatriz Magén, Libia Murciano y Pili Andreu, consigue proclamarse, como ya hiciera el equipo masculino siete años atrás, campeón de su grupo de la Segunda División Nacional, consiguiendo por lo tanto, lo que era más importante, y verdadero objetivo, la clasificación para disputar la fase de ascenso a Primera División Nacional, por primera vez en su historia.

Esta fase de ascenso, que se disputó en la localidad malagueña de Fuengirola, se divide en dos grupos de 3 equipos, de los cuales los el primero de cada uno de ellos, disputará el Domingo la final del sector, y por lo tanto lograría también una de las dos primeras posiciones que daban derecho al ansiado ascenso a Primera División Nacional. Las rivales de nuestras representantes en el grupo “A” serían, el Juventud Mataró, segundo Clasificado de Cataluña, y el PuertoLlano Industrial, Campeón de Castilla la Mancha. El principal handicap a priori de las Chicas del Suministros Valls, era la inexperiencia, viajaron a este sector con una plantilla cuya media de edad era de tan sólo 22 años, y con varias jugadoras todavía en edad Juvenil, de todas ellas, únicamente una, Maria José García, con experiencia en categoría superior, ya que militó un año en el Vicar Goya de Almería, aunque como aspecto positivo, contaban con una extraordinaria motivación y momento de juego tras su último mes y medio de competición en el que ningún equipo ha podido con ellas.

El primero de los partidos que diputarían nuestras representantes, fue ante las campeonas de Castilla La Mancha, el Puerto Llano Industrial (Ciudad Real). El partido, como se podía esperar estuvo en los primeros minutos marcado por los nervios de ambos conjuntos, algo normal teniendo en cuenta la trascendencia del partido, que era el primero de la fase de ascenso, y que este sistema de competición no permitía ni un solo error. A pesar de ellos nuestras jugadoras, muy seguras en defensa, fueron casi siempre por delante en el marcador, con diferencias cómodas, pero no lo suficiente como para poder dar el partido por ganado, por lo que el esfuerzo tuvo que ser máximo a lo largo de los 60 minutos, algo muy importante teniendo en cuenta que tan sólo 48 horas después tenían que disputar otro choque decisivo.

Finalmente, la ventaja de 4 y 5 goles en los últimos minutos, permitió, al menos no tener que llegar a un final en el que los nervios, o errores puntuales pudieran echar por tierra todo el trabajo realizado durante la temporada. Llegándose al final del encuentro con el marcador favorable de 20-16.

Con esa primera victoria, las jugadoras Castellonenses estaban ya a un solo paso de lograr el ascenso, ya que recordamos que el primer clasificado de cada grupo, aunque debía disputar el último día de competición la final, estaría ya en Primera División Nacional.

Para ello, las jugadoras del Suministros Valls, debían hacer un último esfuerzo, y vencer al Juventud Mataró, Segundo Clasificado en la liga Catalana, y que llegaba a este partido con las mismas opciones de ascenso que nuestras representantes, ya que se habían impuesto también al equipo de Ciudad Real. Este partido resultó mucho más igualado que el primero, los primeros 10 minutos del encuentro, fueron de continuas alternancias en el marcador, siempre con diferencias mínimas, pero en la fase decisiva del mismo, los últimos 10 minutos, el BM. Castellón, dio una lección a las catalanas, con una defensa casi infranqueable, y con la portera Rocío, en plan estelar, paró 5 penaltis, abrieron un hueco de 6 tantos sin que sus rivales tuvieran opción de reaccionar, y dejaron, el partido resuelto, y por lo tanto el Ascenso a Primera División Nacional (Ver últimos 5 minutos del partido del ascenso)en el bolsillo.

En el partido ante las anfitrionas del Fuengirola, que ya no tenía ninguna trascendencia, y que se jugaba tras las lógicas celebraciones del día anterior por el éxito conseguido, fue un puro trámite que finalizó con la victoria de las Andaluzas 24-17, en lo que fue una fiesta para el equipo Castellonense, y una oportunidad para que las más jóvenes pudieran disfrutar de unos minutos de juego, y participar así activamente del logro.

En esta Temporada, destaca la total renovación de la plantilla, ya que la mayor parte de los pocos ya jugadores que quedaban, de los que marcaron una época, logrando el ascenso a Primera División Nacional, y la clasificación para una fase de ascenso a División De Honor “B” dejan el equipo después de muchos años en el mismo.

Tras las retiradas progresivas de jugadores como Miguel Zorío, Jorge Antonino, Manolo Cañadillas, Carlos Folch, etc.. En esta campaña serían nada menos que 4 de los 8 componentes de la plantilla del ascenso que quedaban los que deciden retirarse, Javier García, Nando García, Eduardo Falcó y Paco Fernández.

Estas bajas, debido a la política de un club como el nuestro basado completamente en la cantera, serán suplidas por jugadores muy jóvenes ascendidos del segundo equipo, Yeray Bartoll, M. Angel García, Alex Bachero, Javi Rubert, Oscar Rubio, casi todos ellos componentes de un equipo que se proclamó subcampeón de la comunidad Valenciana Juvenil en la temporada 1999-2000, y que intentarían a las órdenes nuevamente de Ramiro Martín, lograr el objetivo primordial, que teniendo en cuenta las últimas temporadas, y la juventud del equipo no era otro que salvar la categoría.

Sin embargo, desde el inicio de la temporada, se pudo comprobar que este objetivo nada ambicioso, se podía convertir en una meta casi inalcanzable, ya que la inexperiencia de la plantillaCastellonense se pagó muy cara, nada menos con 11 derrotas consecutivas, lo que dejaba a nuestros representantes, sin haber concluido todavía la primera vuelta, a 5 puntos del descenso, una diferencia de todas formas no excesiva teniendo en cuenta que su casillero continuaba a cero puntos.

Tras la primera victoria, en el “Ciudad de Castellón”, ante el Sarriá de Ter por un ajustadísimo 27-26, los de Ramiro Martín cogieron un poco de aire venciendo también la semana siguiente al Balonmano Lanzarote, uno de sus máximos rivales para eludir el descenso.

Sin embargo esta circunstancia fue únicamente un espejismo, ya que de nuevo se encadenaron cinco derrotas consecutivas que dejaron al equipo en una situación crítica como farolillo rojo a falta de 8 encuentros por disputar. El Presidente Rafael Martí, en una apuesta personal que ya se había empezado a gestar hacía unas semanas, incorporó a 4 ex-jugadores, pertenecientes a la mejor generación del club para intentar el milagro, Manolo Cañadillas con casi 40 años, Nando García, el Portero Carlos Folch, y Paco Fernández, todos ellos retirados, pero que no dudaron ni un segundo ayudar en la medida de lo posible cuando su “presi” se lo solicitó con la aprobación del técnico, y a pesar de llevar poco más de un mes entrenando.

Aunque parecía casi imposible, la aportación de los veteranos hace reaccionar a los jóvenes y juntos logran 5 victorias en seis encuentros que permiten al equipo salir, por primera vez en toda la temporada, de los puestos de descenso, algo que parecía imposible pocas semanas atrás.

A pesar de todo ello, el Balonmano Castellón, llega a la última jornada con la necesidad no sólode ganar su último encuentro frente al BM. Lanzarote, si no esperando que el H. Gavá, pierda en su feudo con el F. C. Barcelona. Afortunadamente, con nuestros jugadores en mitad de la pista después de haber cumplido su cometido y vencer claramente al Lanzarote por 26-20, se conoció la noticia esperada, al victoria del F. C. Barcelona, y la consiguiente salvación de los Castellonenses tras una remontada espectacular, y en el año del 25 Aniversario.

Cabe también destacar en esta temporada el gesto de solidaridad ofrecido por el Club Balonmano Castellón, que fletó un autobús con componentes del los diferentes equipos para viajar a las costas gallegas afectadas por el Prestige, en las que en un fin de semana aportaron su granito de arena en la limpieza, y pudieron disputar partidos amistosos con conjuntos locales.

Por lo que respecta al balonmano Femenino esta temporada, la primera en Primera División Nacional, no tuvo tanta suerte como los chicos, y a pesar del fichaje de dos jugadoras Valencianas con mucha experiencia tanto en Primera División como en División de Honor, Eli y Santi, que desgraciadamente se perdieron gran parte de los encuentros de liga por diversos motivos, no pudieron salvar la categoría, a pesar de que no empezaron del todo mal, si en los puestos de abajo, pero no en plazas de descenso, la segunda vuelta fue muy negativa para las chicas del Balonmano Castellón, que vieron como se les escapaban las posibilidades de permanecer un año más en la Primera División Nacional. Dos jugadores Pepe Ballester y Pablo Marzá quedan subcampeones de España con la selección cadete de la Comunidad Valenciana. El equipo juvenil femenino acaba en una excelente cuarta posición de la comunidad valenciana, de ellas dos jugadoras Balma Boix y Cristina Blasco quedan terceras con la selección juvenil autonómica. El equipo infantil femenino logra el tercer puesto de la comunidad valenciana, de ese equipo 6 jugadoras forman parte de la selección autonómica.

EVENTOS
PUBLICIDAD

COLABORADORES