El sábado el equipo de 1ª Nacional jugaba contra un experimentado Eivissa.

El equipo de la Plana recuperaba a muchos de sus jugadores lesionados, aunque llegaban en circunstancias poco óptimas para la competición, ya que algunos llegaban con tan solo una sesión de entrenamiento en las últimas semanas.

Pese a todas las condicionantes locales, el partido comenzó con una gran defensa y portería que dificultaba mucho el juego del equipo ibicenco. El juego ofensivo durante estos primeros 30 minutos fue ordenado y con criterio, manteniendo igualdades y ligeras ventajas en el marcador. Un marcador corto con ventaja para los chicos de Castellón por 10-9.

La segunda mitad, comenzó con misma dinámica, defensa sólida, tratando de contener el juego con el pivote ibicenco, el experimentado y veterano  M. Olea, un clásico en la liga ASOBAL.

Hubo igualdad en el marcador hasta el minuto 50, con el 16-16, pero a partir de ahí, la actuación del portero visitante se bici más destacada aún de lo que estaba siendo hasta el momento. Esto sumado a  sanciones arbitrales a los jugadores locales género las primeras ventajas visitantes de 1-2 goles.

Ya en los instantes finales del partido, una tarjeta roja al entrenador local fruto de las protestas generadas por la desesperación por el nefasto y desigual arbitraje, provocaba una nueva inferioridad y 7metros que aprovechaba ibiza para colocar el +3 final con el 19-22.

Pese a la derrota, buenas sensaciones con un gran trabajo del equipo, solidez defensiva y una actitud y espíritu de un equipo joven que poco a poco va compitiendo mejor en la categoría.

Ahora un parón navideño que ayudará a acabar de recuperar a los jugadores lesionados para reenganchar la competición en enero con más fuerzas y ganas de dar guerra que hasta el momento.